viernes, octubre 30, 2015

ACERCARTE A UNA CHICA PASO A PASO PARTE 1


Lo se. tienes que tener confianza bla bla bla, pero nadie te dice como hacerlo. Hace un tiempo atrás escribí algo sobre como obtener confianza en uno mismo. Este post complementa el anterior, así que si es la primera vez que visitas mi blog, pues te recomiendo que leas el post que te comento.

Entonces, ¿Qué haces cuando ves por primera vez a una chica que te gusta? Acercarte. No, la respuesta no es mirarla toda la noche como si la estuvieras acosando. La verdad es que si esta es una chica realmente atractiva, sabrá que muchos muchos hombres se comportan así a su alrededor; y simplemente los categoriza como perdedores, o como no dignos de tener citas con ella. Así que la mejor forma de salir del montón y diferenciarte de todo el resto es acercarte a ella.

Ahora imagínate una situación parecida en la que hayas estado. Empiezas a sentir miedo, no sabes que decir, caminas de forma dubitativa, tambaleándote, mirando cualquier cosa menos a ella. Pero esto es lo último que quieres que suceda. si al momento de acercarte lo haces sin un ápice de confianza, pues tus probabilidades para que ella se interese por ti se vuelven negativas.

Haz contacto visual todo el trayecto hasta llegar a ella. Después una frase introductoria. Por ejemplo:

"Hola, mi nombre es _____ ¿Cuál es el tuyo?"
"Hola, estaba al otro lado de la habitación y no pude evitar fijarme en tu (cartera, aretes, blusa, collar, pulsera, teléfono móvil, cualquier cosa) justo necesito algo parecido para una amiga por su cumpleaños"

Si puedes usa una frase que muestre confianza con un toque de sentido del humor (algo sobre lo que ya he escrito antes, mucho mejor)

Entonces lo haces hoy día, y pueden pasan dos cosas: Te va bien o te va mal. Lo importante es no quedarte ahí. Si te va bien, lo peligroso es que empieces a conversar con esta chica, obtengas su número de teléfono, salgan un par de veces, y tú te conviertas en alguien que ella no esperaba. Cuando te acercaste la primera vez ella intuye que tú eres una persona con mucha confianza en si mismo, que sabe lo que quiere y que sabe como obtenerlo ¡Eso es un imán de mujeres! Pero empiezan a salir y tú empiezas a verla como la única, como la madre de tus hijos, la abuela de tus nietos, como aquella mujer que no tiene comparación con ninguna otra; o simplemente piensas que ella fue un golpe de suerte y que no vas a tener otro parecido; y, figurativamente, te agarras a ella para no soltarla nunca. Al final ella se cansa y te deja.

Si te va mal, pues empiezas a auto flagelarte mentalmente, te empiezas a decir que no estás a la altura, que eres feo, gordo, flaquito, bajito, muy alto, mucho acné, etc. Te empiezas a sentir mal y esa experiencia hace que huyas cada vez que tengas que acercarte a una chica. Al final te encuentras con una chica a la que le gustas pero que no te gusta tanto, empiezan a salir, y terminas ¡conformándote!

¡NO! Ni lo uno ni lo otro. La confianza en uno mismo es como ir al gimnasio. Cuando vas a uno de estos sitios para fortalecerte, escoges uno de esos aparatos y empiezas a ejercitar los brazos, por ejemplo. Mientras más usas el aparato, más fuertes se hacen tus brazos, más grandes y con más músculos. Pero el primer día duele, y duele mucho. El segundo día duele, y duele mucho. El tercer día duele, pero ya duele menos. Al final del mes puedes levantar un peso mucho mayor que con el que empezaste y ya no te duele para nada.

Exactamente lo mismo es con la confianza. Tienes que ejercitar tu acercamiento a las mujeres y el fortalecimiento de la confianza en ti mismo. Hazlo desde hoy día, hazlo mañana y así todas las semanas hasta que acabe el año. No lo postergues por el miedo al rechazo. Al principio va a doler, eso es muy cierto, pero en muy poco tiempo, tu subconsciente (esa parte de tu cerebro que te dice que no vayas, que vas a sufrir, que vas a pasar un mal rato) empieza a cambiar y te empieza a empujar a cada vez más encuentros con todo tipo de chicas. De repente, sin saberlo lo empiezas a hacer de forma natural. A eso debes llegar, a que el acercarte a las mujeres se convierta en algo totalmente natural, programado en tu cerebro para que lo hagas sin tener si quiera que pensarlo en como hacerlo. Pero tienes que tomar la decisión de hacerlo, de no tenerle miedo al dolor del rechazo. Te puedo garantizar que ese dolor pasa, y que es infinitamente recompensado con la cantidad y variedad de mujeres que vas a poder conocer.

Ahora, te preguntarás: "Una vez que me he acercado, ¿qué debo hacer?" Eso te lo cuento en mi post de la siguiente semana. Pero empieza a ejercitarte desde el día de hoy.

Suerte!!


1 comentario:

Unknown dijo...

Genial todavía no puse en practica tus consejos y ya te doy las gracias!para los tipos de hombre que vivieron su infancia y adolescencia sin su padre, sin consejos y jugando videojuegos xD la timidez y el bajo autoestima estan impregnados y el fracaso siempre es rotundo me abriste la mente man..gracias